Pensamiento positivo y Cocreación

Inicio

Sanación por Arquetipos

Registros Akashicos

Artículos y opiniones

Testimonios

Contacto

Hemos de tener mucho cuidado con nuestros pensamientos. Con ellos Co creamos, invocamos; es decir, creamos aquello que nos viene en nuestro futuro inmediato y lejano. En cuanto deseamos algo, bueno o malo, el Universo, lleno de Amor, mueve toda su maquinaria para dárnoslo. Puede que nuestra pareja nos dé un disgusto por algún detalle más o menos grande, tonto, o de cualquier tipo. Pensamos entonces: ¡Ojalá se acabara esto ya! CUIDADO. Hemos deseado acabar con nuestra pareja en ese momento de ira e irritación. Ese pensamiento nos corroe, le damos vueltas, nos persigue una y otra vez. Al cabo del tiempo, menos de lo que pensábamos, nuestra pareja ha encontrado otra persona, o simplemente decide romper cuando probablemente esa persona nunca había pensado en semejante cosa hasta que llegó aquel momento. ¡Qué mal nos sentimos porque nos dejó! Culpamos al otro de todo. No es así: has co creado tu propia ruptura; la has invocado. Ha sido producto de tus propios deseos. Otro ejemplo, totalmente concreto. Recientemente una amiga buscaba piso ya que iba a vender el que tenía en ese momento. Llevaba tiempo pasando por una calle céntrica, y pensaba sin pensar demasiado: “No estaría mal vivir en esta calle”. La casualidad (o más bien causalidad) hizo que la conocida de una conocida le ofreciese un piso en alquiler en esa misma calle, piso que le cuadró en todo a sus necesidades: precio, habitaciones, amplitud, etc. ¿Qué pasó? De nuevo, invocó poder vivir en esa calle, de soslayo, como el que no quiere la cosa. Moraleja: Cuidado con lo que piensas. Intenta que siempre sea creativo y positivo. Nunca negativo y destructivo. Tu mente es mucho más potente de lo que te parece a primera vista, y tiene mucho poder más allá de tu cabeza y tu propio cuerpo. Eso me recuerda otra cosa. Lo que pasa por la mente, se refleja en nuestro cuerpo. Pero eso será parte de otro artículo. Otro momento. Otro día.